Logo dominicosdominicos

Blog El atril

Fray Antonio Praena Segura, OP

de Fray Antonio Praena Segura, OP
Sobre el autor

23
Feb
2014

Vivir es fácil con los ojos cerrados

1 comentarios

Porque siempre me ha parecido David Trueba un excelente guionista y para apoyar el cine español, he ido a ver “Vivir es fácil con los ojos cerrados”.

 

 

Me parece una muy buena película. Coherente, bien llevada, honesta. Como es habitual en la trayectoria de David Trueba, se trata de una historia de personajes invisibles para las crónicas de la historia con mayúsculas, el viaje de un profesor de inglés y los dos jóvenes que encuentra por el camino hasta el desierto de Almería para conocer a John Lennon.

 

 

Para los jóvenes el viaje se convierte en el camino que cada cual ha de hacer hasta encontrarse a sí mismo, descubriendo el precio que hay que pagar, pero también el precio que nunca hay que pagar. Para el profesor, se trata del intento de convertir en real un viejo y aparentemente absurdo sueño, una manera de contrastar con la vida nuestro discurso mental, una oportunidad para convencernos de que lo hemos intentado. El resultado del viaje físico e interior, en todo caso, es lo de menos.

 

La película se sostiene sobre un excelente guion. Una emoción mesurada pero de las que dejan marca. Nada de retórica fácil; ningún truco recurrente. Un sentido del humor bien pegado a las circunstancias.

 

Esta historia de los años 60 guarda relación con nuestro momento actual, de eso no hay duda, aunque le pongo el pero a algunos diálogos demasiado "escritos", en los que se nota muy explícitamente la voluntad del guionista por buscar la expresión inequívocamente extrapolable al momento que ahora vivimos. E, igualmente, cierto regusto moralizante demasiado obvio y bien intencionado. El director no quiere dejar de decir lo que ha venido a decirnos, y no es que no tenga derecho, sólo que pienso que dejar que las cosas se escapen un poco no quita validez a la propuesta ética de esta historia, todo lo contrario: puede hacerla más verdadera.

 

Las interpretaciones son muy buenas. El papel protagonista encaja al milímetro con Javier Cámara, aunque me gustan bastante más las interpretaciones de los dos jóvenes. Tienen un algo no académico, un no sé qué fuera de lo cinematográfico que les otorga credibilidad y encanto. Y, en ese sentido, es genial la presencia de actores que, en principio, no parecen profesionales. Y, si lo son, desde luego el resultado de su trabajo es excelente. Me refiero a los vecinos del pueblo de Almería, al recepcionista –realmente genial- del “hotel” de carretera, a quien no se le entiende nada pero que sí, que dice él que sí que se le entiende, que él habla bien, que los que hablan mál son los de la parte de por ahí de Cádiz y Granada. En detalles como este se vislumbra la verdadera capacidad de un director para integrar su obra en la realidad y sacar petróleo de lo anecdótico.

 

Y otra observación, a propósito ahora del cine español: defiendo historias tan genuinas como la de este “Vivir es fácil con los ojos cerrados”. Pero no puedo quitarme la sensación de que aquellos a quienes estas historias le pueden llegar, quienes pueden verse reflejados en ellas, no tienen muy fácil pagarse el cine. Y es una pena que las cosas estén así. Que gran parte del cine español no piense en el gran público no le quita legitimidad. Tampoco es ésta una peli para evadirse, para palomitas y cocacola, romanticismo y acción… Es sentimiento inteligente, realismo español en la mejor tradición artística nuestra. Una belleza no evidente ni comercial se acomoda perfectamente a las exigencias éticas de este camino a nosotros mismos que nunca será el mismo sin aquellos que caminan a nuestro lado.

Posterior Anterior


Hay 1 comentario, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Cancelar repuesta


1
Pepe E.
1 de Marzo de 2014 a las 14:09


Disfrute los momentos que despierta alegría y esperanza. Las cosas no siempre son negras.
La fotografía preciosa.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo