Logo dominicosdominicos

Blog El atril

Fray Antonio Praena Segura, OP

de Fray Antonio Praena Segura, OP
Sobre el autor

5
Dic
2011

Un Dios salvaje

5 comentarios


Somos más ridículos cuanto más sublimes nos creemos. En más ocasiones de las que advertimos, la cultura no ha conseguido más que envolvernos con una melosa pátina de civismo y frases grandilocuentes o políticamente correctas. Esa es una de las sensaciones con las que se puede salir de esta excelente sátira para con la sociedad bienpensante.

 

 

Dos matrimonios se reúnen para abordar la pelea que han tenido sus dos hijos, una reunión en la que ambos matrimonios ponen toda su intención conciliadora, educada y sensata pero que deriva en una confrontación que desnuda mordazmente sus personalidades hasta dejarlas sin un trapito de convencionalismo con el que cubrir sus vergüenzas.

 

Estamos ante sólo cuatro personajes y ninguno cerrado sobre un único estereotipo. Comienzan siendo una cosa y acaban en su contraria. El más irritante, desde mi punto de vista, es el interpretado por Jodie Foster: una mujer inteligente, “evolucionada”, comprometida con el mundo y con la educación de sus hijos, sensible al arte, pero en quien todo esto resulta ser tan sólo una construcción, cívicamente admirable, que le impide reconocer las cosas como son en realidad, en su ritmo normal, con su dosis de violencia natural. Al final es la única que llega a las manos.

 

Me gustan especialmente las interpretaciones de los maridos -espléndido Christoph Waltz-. Geniales en su frialdad, como si el papel y lo que allí se dirime y se representa les importara un bledo, lo que les otorga a sus personajes ese verdadero punto de credibilidad que sólo se consigue estando más allá de la interpretación y del abordaje concienzudo de un personaje.

 

La grandeza de la película reside en el guión, que reproduce fielmente la obra teatral de Yasmina Reza. Lo que demuestra que en el cine todo es perdonable excepto el guión. Éste es hilarante y serio, horada en cuestiones importantes sin salir de la trivialidad de las cosas, rotundo y ágil a la vez, inteligente y superficial, rítmicamente perfecto.

 

El mérito del director consiste en desaparecer, en dejar hablar a las cosas sin impronta de sí mismo y sin discurso artístico alguno. Es lo más difícil en arte. Y en la vida misma.

 

 

 

Posterior Anterior


Hay 5 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Celeste
5 de Diciembre de 2011 a las 18:27

No he visto la película, pero das una visión algo extraña del personaje de Jodie Foster. ¿De verdad hay mujeres así? ¿Y cuál es la contraposición "positiva" de ese tipo de mujer? Deberías haber usado un lenguaje más neutro, porque parece que sólo le ocurriese eso a las mujeres intelectuales. Me imagino que esa no ha sido tu intención, pero el subconsciente se te escapa. Te corrijo "cariñosamente", no es un ataque ni nada similar.

2
Antonio Praena
5 de Diciembre de 2011 a las 19:28

Gracias, Celeste, por la corrección. Es cierto: no me he referido a la parte "positiva" de Penélope, el personaje interpretado por Foster.
Con lo que no estoy de acuerdo es con que sólo le ocurra eso a las mujeres intelectuales. Podría haber sido un hombre y no necesariamente es un problema de intelectualidad, sino de actitud políticamente correcta enriquecida con toda clase de cultivos "evolucionados" -es la expresión que utilizan-, tanto intelectuales como cívicos, cuando, en realidad, y ese es el aspecto irritante, estos quieren disfrazar aspectos de la personalidad para dar a entender que somos mejores, que estamos éticamente por encima de la media...
¿Por qué tendría que escapárseme algo incosciente, si en el fondo soy un gran admirador de las mujeres?

3
Celeste
5 de Diciembre de 2011 a las 21:48

Ya te he entendido mejor. Y tu pregunta retórica final…tiene tela, porque, desde la crítica feminista, también es negativa la admiración del "eterno femenino", como diría Goethe. En pocas palabras y coloquiales, supondría la conversión de la mujer en una estatua bella pero no dinámica, que no puede actuar en el mundo. Aunque claro, es preferible a la larga tradición misógina. Pero sólo hablo desde una perspectiva de género, analizando fríamente tu discurso. No pretendo psicoanalizarte ni nada por el estilo. Al fin y al cabo, son sólo palabras ;)) (nótese que el emoticono es un guiño postmoderno o postpostmoderno :P).

4
bollicao
7 de Diciembre de 2011 a las 20:17

¿ Por que será que las lesbianas declaradas como Miss Foster siempre ponen de los nervios a la varonía en general, y a cierto mujerío en particular ? Queda mucha tela que cortar y misoginia que dejar atrás.

5
Celeste
7 de Diciembre de 2011 a las 23:52

Por si no ha quedado claro, no tengo manía a Jodie Foster. Me parece muy maja. Aunque, la verdad, ha tomado una trayectoria extraña, haciendo todo el rato o pelis de acción o pelis con hijos. Creo que un actor no debería estancarse tanto. Pero mi actriz favorita sigue siendo Bette Davis. No me extraña que dedicasen una canción a los ojos de Bette Davis. Qué actriz más fascinante. Sin ser guapa, ¡sabía hacer de guapa! ¡y de fea también! Para mi gusto, sobre todo en el terreno de las actrices, ha bajado mucho el nivel del cine clásico al actual. ¿A qué actriz joven se podría salvar? Tal vez a esta rubia que sale mucho en las pelis de Woody Allen - me he quedado en blanco…

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo