Logo dominicosdominicos

Blog El atril

Fray Antonio Praena Segura, OP

de Fray Antonio Praena Segura, OP
Sobre el autor

13
Jun
2007

Ultimus romanorum

5 comentarios

Antes del examen final de Trinidad, celebramos el final de curso comiendo en un chino decente y baratito. Con el dinero que nos sobra decidimos tomar café y, comola Casadel Libro queda cerca, les propongo ir a la cafetería que esta librería tiene en la planta dedicada a la poesía. A mis alumnos les sorprende lo peculiar de una cafetería en medio de los estantes de libros. Una vez sentados, hago acopio de un par de poemarios, abro y les digo que les voy a leer un poema titulado Ultimus Romanorum.

¿Quién es el último de los romanos? –pregunto. Casi nadie sabemos de quien se trata. Pero el poeta se refiere a muchos últimos romanos: así es que, sin vergüenza ninguna, me pongo a recitar en voz alta ese poema que aúna la voz de S. Agustín con la de Robbie Williams y muchas otras referencias contemporáneas. El camarero mira divertido. Entre el café y la charla mis alumnos y alumnas ojeamos libros, especialmente esos que son tan caros y sólo se ojean en los estantes.

Son ellos los que tienen que abrir su camino a través del misterio para encontrar a Dios en cualquier sitio.

Yo me siento a gusto, porque, sin complejos, leemos en voz alta como estudiantes de teología que somos en medio de otros jóvenes que acuden a leer poesía mientras toman un café. Y porque ¿hay una manera más original de acabar el curso que enseñarles a mis alumnos que entre los paganos anaqueles también hay kilómetros de versos que aún aúllan por Dios y cantan, por ejemplo, palabras de S. Agustín al ritmo del último disco de Robbie Williams?

Posterior Anterior


Hay 5 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Cancelar repuesta


Aída
14 de Junio de 2007 a las 03:45

Un aplauso... Cómo se nota donde un verdadero poeta deja su estela brillante...
Un fuerte abrazo, maestro.

Anónimo
15 de Junio de 2007 a las 15:46

Querido Antonio:

Me hubiera gustado estar por allí en esa calidad cafetería en medio de libros y de tus alumnos. Me encantan las cafeterías en las librerías y siempre me he preguntado por qué no abundan en España. La imágen que dibujas es muy hermosa...entre los paganos anaqueles también se puede encontrar a Dios. En medio de la vorágine del fundamentalismo religioso vienen bien tus palabras. Por cierto, tus alumnos tienen mucha suerte.

hasta luego

Javier

Jaime
18 de Junio de 2007 a las 12:14

Dónde estaba ese Ultimus Romanorum? Te acuerdas?

Anónimo
18 de Junio de 2007 a las 15:19

Para Jaime:
en el último libro de Juan Antonio González Iglesias, ganador del último Loeew de Poesía.

Bernardo de Heredia
18 de Junio de 2007 a las 16:48

Praena, el cambiar las aulas por un marco como el que describes es una idea genial en el descubrimiento de Dios en la poesía y a través de la belleza.
Contemplar en lo bello, al que es bellísimo, es una buena forma de orar y contemplar; ánimo y ofrécenos alguna propuesta en este aspecto qu ecreas interesante

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo