Logo dominicosdominicos

Blog El atril

Fray Antonio Praena Segura, OP

de Fray Antonio Praena Segura, OP
Sobre el autor

22
Sep
2009

Soledad y sexo

4 comentarios

 

Sé que a algún lector le horroriza la idea de que un fraile, como yo o como otro, vaya a ver películas como esta, en la que el sexo es una parte tan importante en la trama.

 

La última película de Isabel Coixet, Mapade los sonidos de Tokio, deja mucho que desear. Tiene varios problemas serios. El primero, que la historia está impostada y no te la llegas a creer. El segundo, que los actores, especialmente un Sergi López que recita robóticamente las frases de un personaje que no se traga, están desaprovechados. Me encanta Rinko Kikuchi, que estaba brillante en la maravillosa Babel, pero aquí la directora parece no haberle transmitido el alma de lo que podría haber sido, perdiéndose en las superficies de su personaje.

 

Hay otros problemas más, comenzando por el guión y acabando por los prescindibles 5 minutos finales que estropean lo que, al menos, podría haber sido un final más poético, abierto, dramático..., pero en el fondo todos se resumen en uno:la falta de profundidad y alma y la consecuente disolución de toda garra en puras apariencias. Apariencias, sí, porque Coixet quiere parecerse a Won Kar-way, quedándose en una serie de escenas, planos y sonidos al estilo Deseando amar pero sin el fondo, el misterio y la poesía de esa película ya antológica. Como en otros tramos de su trayectoria –no en todos- esta obra de Coixet parece un largo anuncio publicitario que seguramente a ella la hace sentir muy cool y muy intelectual. Es de justicia decir, por otro lado, que Coixet me cae bien y que le alabo el desmarcarse de la tónica y la planicie del resto del último cine español.

 

Pero hablemos de sexo, pues éste me parece un aspecto salvable de la película. Unos personajes perdidos, solitarios e incomunicados encuentran en el sexo un asidero. A ver, que luego me malinterpretan: no me resigno a que el sexo sea una solución compensatoria para vidas sin deriva. Sólo digo que, desgraciadamente, lo es. Y eso, el hecho de que así sucede, es lo que Coixet refleja en toda su materialidad. Vacíos de amor y de sentido, la necesidad de contacto físico y directo, brutal y hasta suciamente orgánico, deja preparadas al sólo sexo las riendas de nuestra sin deriva. Pero ¿qué es higiénico y qué no lo es entre cuerpos?

 

Algo muy lejos de lo que el deseo y el contacto profundo de nuestros cuerpos podría ser si fuera comunicación, comunión, fusión oblativa, locura de tú... Pero real como la vida misma. Aunque siempre habrá quien se escandalice de que un fraile sepa de estas cosas.

Posterior Anterior


Hay 4 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Fernando del Busto
22 de Septiembre de 2009 a las 16:16

Uno no se escandaliza de un fraile que hable de sexo y que sepa lo que pasa hoy en día en nuestras calles, en nuestra sociedad tan a la deriva. A mí me escandaliza más bien lo contrario, los que no miran a la sociedad porque sino no buscamos al enfermo, ¿cómo vamos a poder curarlo?

2
Antonio Praena
25 de Septiembre de 2009 a las 20:59

Gracias, Fernando, por comprender el fondo de la cuestión.

3
Hna María Verónica
16 de Octubre de 2009 a las 20:26

Conocer el pansexualismo que vive nuestra sociedad...no es malo.Desconocerlo sería estar ciegos frente a uno de los problemas más graves que tenemos...la falta de amor a causa del individualismo asérrimo y el consumismo imperante.
Recuerdo que mi Jesús decía:"Un ciego no puede guiar a otro ciego...debido a que ambos caerían al pozo por no verlo."Que un fraile vea los pozos actuales no debe escandalizar a nadie...lo que debería sorprender sería lo opuesto.
Muchas gracias por enseñarnos.

4
duVallon
30 de Octubre de 2009 a las 20:56

Me parece una tontería que nadie se escandalice por escuchar a otro hablar de sexo abiertamente, sea cual sea su condición. Somos seres sexuales, tratar de esconder o disfrazar esa realidad no es hipócrita o pacato, es simplemente idiota.

Mi catequista de confirmación (sacerdote, fraile y teólogo) me enseñó que el sexo es un lenguaje y de nosotros depende como lo usemos. Puede ser absolutamente vacio y funcional o puede ser de miles de formas distintas, según el momento, la persona y los sentimientos/necesidad.

No he visto la pelicula pero el cine femenino español desde que murió Pilar Miró me parece una mier... Estoy aburrida de "la historia de dos personas solas, a la deriva en una sociedad en la que no encajan, que se encuentran y cambian su concepción del mundo". Con "Lost in traslation" aprendí la lección "no volver a ver cine femenino" ¡Que coñazo! es lento, pretencioso y mediocre, intenta enmascarar un guión y dirección pobres diciendo que llevan a la gran pantalla las pequeñas historias del día a día de gente pequeña ¿¡Que chorrada es esa!?
¡¡Las protagonistas no saben lo que quieren y los personajes masculinos parecen de cartón!! si desde luego este cine representa el pensamiento femenino...yo soy un extraterrestre por que no soy así.
Cuanto daño han hecho los cuentos de princesas y principes azules...

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo