Logo dominicosdominicos

Blog El atril

Fray Antonio Praena Segura, OP

de Fray Antonio Praena Segura, OP
Sobre el autor

3
Oct
2011

Miniar tu Facebook

4 comentarios


Leía ayer un artículo de Pérez Reverte en el que, a propósito de su visión de un joven leyendo, dejaba un comentario sobre el futuro del libro. No cree que el libro impreso esté amenazado por las nuevas tecnologías, los ciberlibros, los i-pad y demás nuevas formas de edición.

 

 

Nos gusta sentir en nuestras manos el peso del papel, su tacto; tactar el tiempo, volver a los libros para constatar el paso de los años por las páginas leídas, por los párrafos subrayados. Retornar a aquel que fuimos para reconocer al que seremos.

 

Y añado más. Un libro se presta, se comparte; se palpa, huele a nosotros -mal o bien-. Puede estar, en su individualidad y andadura irrepetible, entre dos manos, uniendo. Nos gusta tangir en volumen y materia algo que ha calado hasta nuestro interior de forma inmaterial.

 

Un libro impreso es al lenguaje lo que a la amistad la presencia y la figura; al pensamiento lo que a una relación el cuerpo y la piel.

 

Y además creo que las nuevas tecnologías y las redes sociales favorecen la lectura y la escritura. Al menos mucho más que recibir de un televisor, sin interacción posible, lo que emita. Mis amigos más canis y mis amigas más yolis ahora leen algo en internet. Antes no leían nada.

 

 

¿No componemos en un chat un diálogo teatral efímero? ¿No realizamos en Facebook un ensayo de edición a través de la palabra escrita, de la imagen y del sonido? ¿No narramos la novela de nuestra vida, aunque sea en una ficción cuya irealidad a nosotros mismos se nos escapa? ¿No ejercen de comentadores, de ilustradores y de minuaturistas quienes escriben, anotan o se atreven a manchar nuestro muro? ¿No nos ha descubierto a un autor una cita vagando por la galaxia interactiva? ¿No es ensayo de interpretación sobre ensayo de interpretación que otros han hecho lo que en cadenas de palabra encontramos -y a lo que nos añadimos- en blogs y en mensajes escritos por aquellos a quienes de otra forma nunca habríamos leído, aquellos que por otro medio quizá nunca habrían enviado un grito suyo o un susurro al cibernético mar de todas las soledades por si alguien, algún día, lo encuentra?

 

Posterior Anterior


Hay 4 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Cancelar repuesta


1
Celeste
3 de Octubre de 2011 a las 17:49

Me ha gustado tu post, y en parte estoy de acuerdo contigo. Será porque ha sido lo que me ha tocado vivir, pero yo encuentro más beneficios en la tecnología que inconvenientes. Por dar un ejemplo clásico, el e-Mail recuperó, en cierto modo, la tradición epistolar caída en desuso. Ahora…tengo un pero. Como sabes, no soy partidaria del Facebook: es más similar a un patio de marujas que a un intento serio de contactar con la gente que uno aprecia.Además de perder a algún amigo, por malentendidos con los mensajes, tampoco noté que estrechase antiguos lazos de amistad. Por otra parte, cuando me borré, me di cuenta, por comentarios posteriores, que varias personas de mi entorno leían lo que escribía sin estar exactamente en mi círculo, ¡y que nunca me mandaron un mensaje de saludo! En fin, en fin, que más cuenta trae hacerse un blog directamente (me lo estoy pensando, no creas) o quedarse con el e-Mail, Messenger y demás…

2
a un poeta asesinado por una bicicleta
4 de Octubre de 2011 a las 09:18

a Salvador Iborra Mallol, poeta
asesinado en Barcelona
en su blog,salvadoriborra.blogspot.com un último video premonitorio: el canto del cisne. El último canto, el más bello.

y el silencio
es ahora Palabra
nunca más silenciada
LUZ

Descansa en Paz, Salvador.

3
Praena
4 de Octubre de 2011 a las 11:29

Querida Celeste:
qué interesante lo que dices del e-mail y el género epistolar. Nos habíamos olvidado de escribir cartas y ahora hemos vuelto a escribir aunque sean mensajes cortos. Estoy seguro de que estas nuevas fórmulas -que ya no son tan nuevas- dejarán su huella en la literatura. Mira, si no, cómo ha influido el uso del móvil en la trama de las películas... ¿Te imaginas un género basado en estas tecnologías? Textos escritos con e-mails, libros que se leen como una muro de facebook con muchas entradas y cometarios y debates, ilustraciones, videos, personajes que entran y salen, disgresiones... Algo que se lea de modo diferente, una estructura distinta... Hay que sacar lo bueno, que es mucho.
Respecto a lo que dices de FB, pues sí, pero es como los libros; por supuesto que no encontraremos ni buscaremos en una novela de vaqueros lo que en una de Corín Tellado, o en un ensayo de filosofía... Lo cual no quita calidad a cada uno medida según su género.
Luego está el uso y el morbo o el cotilleo que pueden suscitar estos formatos. Pero eso pasa en todo. Se trata de saber a qué nos exponemos y si nos interesa o no. Para eso está la varieded de elección.

4
javier langarita
4 de Octubre de 2011 a las 15:05

Totalmente de acuerdo Antonio. No recuerdo ahora que personaje ilustre, medio en serio medio en broma, dijo que en su epitafio pusieran algo parecido a " para repasar mi autobiografía, consulten el muro de mi face".
Un abrazo.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo