Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Logo dominicosdominicos

Blog El atril

Fray Antonio Praena Segura, OP

de Fray Antonio Praena Segura, OP
Sobre el autor

1
Dic
2006

MÁXIMA FIDELIDAD VITAL

5 comentarios

Donald Kuspit decidió quedarse aquella tarde paseando por la orilla del Támesis. ¡Máxima fidelidad vital! Era el colmo. En cierto modo se lo había ganado. ¿Cómo pudo estar tan engañado escribiendo elogiosas columnas enalteciendo a los del ready-made y sus creaciones escatológicas? Esto es demasiado, pensaba mientras se balanceaba sobre el puente del milenio rumbo a casa de Maria del Mar.
Claro, cuando se es joven –se decía para sus adentros- cualquier cosa con tal de ser diferente. Y golpear a los demás con nuestros gustos excedidos, a ver si la constrictiva moral academicista se ahogaba en su propio aburrimiento y esta provocación nos ensanchaba el espacio vital, sexual sobretodo. Pero esto es demasiado y no estoy dispuesto, a mis años, a aguantar más chorradas. ¿Así es que la artista pretendía “dejar constancia” de la vida “imitar la máxima fidelidad vital” con ese montón de bragas y calzoncillos sucios sobre la tarima? ¿Esto es vivir: excretar?
Donald Kuspit se sentía, por primera vez, burlado: ¿Y dónde está el supuesto carácter curativo y salvífico que el catálogo atribuye a la exposición? Nadie se lo va a esperar, pero esta vez voy a dar un giro realmente sorprendente y en mi libro –Donald comenzó aquí a urdir el libro como se urde una venganza inesperada- lo voy a decir: lo que yo mismo defendí y denominé “mundo artístico post-estético” es un ámbito francamente indigesto, de torpeza deliberada, pura entropía o Triunfo de la Muerte, entretenimiento alejandrino o mierda (sic) camuflada conceptualmente. Y el libro lo titularé “El fin del arte” (Akal, Madrid 2006).
Sin darse cuenta, como suele ocurrir con las cosas realmente importantes en la vida, Donald Kuspit había llegado al apartamento de Maria del Mar: querida, ponme un café español que vengo horrorizado. A ver si tu Dios crucificado nos salva...

Posterior Anterior


Hay 5 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Matuca Gonzalez
4 de Diciembre de 2006 a las 19:51

Padre, es dificil ver cosas en el arte que parecen una broma. Una no sabe si estarán riendo de una y se calla por si no se ha captado el mensaje de la artista. Pero digo que hay que ser sinceros con las obras que hazen a veces los artistas modernos. Parece que su vision de la vida es muy triste y muy materilista con esas cosas. Como si no tuvieran fe o alma para sentir algo espiritual. Es como la firma de un mundo sin dioos ni esperanza. Parece que son seres amargados de la vida. Pero a lo mejor es que ese es el mundo que tenemos. ¿Que se puede hacer pa darles algo más de luzes a esas cosas tan horrorosas que a veces muestran?

2
MPUG
5 de Diciembre de 2006 a las 00:51

No se qué beneficio sacarle a esta página. ¿Ser diferente? No, en ese caso crear interrogante por una vida cristiana convencida, ¿Aprender a ser burlada? A lo mejor si es por el Reino...
Espero que de giro este blog para ver si conectamos con artistas y pesadores que hayan experimentado la belleza de ese Dios Crucificado y no acudamos a él sin darnos cuenta, o cuando estamos horrorizados.

3
Antonio P.
5 de Diciembre de 2006 a las 02:24

Querida MPUG:
¿has captado la intención del comentario? No pretende otra cosa que dar presentar el último libro de Donald Kuspit, un teórico y crítico de arte que en este libro, en la editorial señalada, de cuenta de la decepción que le produce el arte que antes él alabó. Esperba más cosas pero ahora todo le parece un burla defradada y degradante. El artículo cuenta precisamente el momento en que Kuspit da ese giro y la exposición que acabó por convencerle de la vaciedad de estas exposiciones. ¿No te has sentido nunca como burlada en una exposición o ante una obra supuestamente artística? De ese sentmiento se trata y el libro es significativo porque da cuenta de una decepcion de parte de alguien que antes compartía el credo artístico de este grupo. Ese arte no salva al crítico de nada, y menos al espectador. Eso quiere decir Kuspit en su libro. Por lo que se atreve a preguntarse por Otra salvación en otra dimensión.

4
Javier
5 de Diciembre de 2006 a las 18:15

Querido Antonio:

Gracias a Dios sí existen artistas contemporáneos que utilizan procedimientos y materiales nuevos para crear obras que nos hacen reflexionar ante la vida y la muerte al tiempo que nos hacen disfrutar a través de los sentidos. Tan sólo hay que buscar un poco fuera de los circuitos habituales de la prensa y la televisión. Desgraciadamente los medios sólo dan cuenta de lo que vende, y ya sabemos lo que vende. Yo no veo raro lo de los calzoncillos sucios si tengo encuenta que parte importante de los televidentes se interesan por los asuntos más nauseabundos de los famosillos. Son los montajes de los programas de famosillos videoarte?. Os recomiento a BIll Viola, un video artista que apartir de la experiencia del cristianismo y las aportaciones de la espiritulidad oriental ha creado una nueva forma de hacer arte. Podéis visitar su página WEB. Yo presencie una exposición suya en MAdrid titulada "PASIONES" realmente escalofriante. Es un placer poder charlar con todos vosotros.

5
Paco Rengel
6 de Diciembre de 2006 a las 02:00

En una ocasión escuchando como un islamista nos comentaba el respeto de su religión hacia el profeta Jesucristo nos decia que no fué Jesucristo quien murió,porque esa muerte no es posible en un profeta,sino que fue Judas transfigurado.Aquello me movió a risa.Posteriormente pense cuanto, y siguiendo el mismo juicio que yo use, se reirian los que me escucharan decir que la Virgen se elevo a los cielos después de haber contado como fué fecundada por el Espíritu,o les hablase de la resurrección de mi Cristo.El arte obligatoriamente tiene que estar abierto al filtro del que lo recibe, posiblemente los periodicos ABC o el Pais escriben lo que quieren escuchar sus compradores.Muchas veces determinado arte toma mayor auge por el eco que le hacen los que estan en su contra.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo