Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Logo dominicosdominicos

Blog El atril

Fray Antonio Praena Segura, OP

de Fray Antonio Praena Segura, OP
Sobre el autor

4
Dic
2008

La cólera de Dios

3 comentarios

Después de un tiempo ausente de este blog por problems técnicos –pido disculpas, podía haber escrito desde un cíber-, vuelvo. Y quiero hacerlo con uno de los poemas del libro que me tiene el sueño quitado, pues avanza muy lentamente. Ese libro aún no tiene título. Pero quiero compartiros un poema, un adelanto, a ver si así gano vuestro perdón.

 

Posterior Anterior


Hay 3 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
marcelino
5 de Diciembre de 2008 a las 10:59

muchas gracias, precioso, espero te den otro merecido premio

2
Makarios
6 de Diciembre de 2008 a las 00:19

¡Pues claro que ganas nuestro perdón! ¡¡¡con este poema lo tienes pagado muy de sobra!!!. ¿Qué el libro va lento? Pues mejor, si la muestra da fe del resto del contenido, saldrá casi perfecto.
Que Dios te pague lo que nos haces gozar con tu poesía.
Un abrazo y FELIZ NAVIDAD después de un provechoso Adviento.

3
Jesús Amaya
9 de Diciembre de 2008 a las 23:34

Querido poeta:

¿Cómo agradecer al Dios de la Luz que tan cerca tienes de tus manos la alegría de que hayas aparecido en mi vida? ¿Cómo expresarte la alegría por el inmenso poema? Antonio, fray Antonio, amigo Antonio, para un pecador como yo, tan lejos de la iglesia, que busca deseperadamente la paz a mi vida tan oscura, en estos instantes, leer que "/la Cólera de Dios es una lluvia/de luces a lo largo de la Tierra, una tormenta/de balsamo suave, una estampida/de azul para los ojos./" es poder alzar los ojos y encontrar un rostro amigo.

Gracias, Antonio, por ser tan bueno. Gracias por soportarme en mis estados de desesperación tan habituales.

Te dejo mi último poema y te dejo mi corazón.

Aire. Sólo aire.
Aire. Nada más. Aire.
Sólo un poco de tu aire.
En el aire, encarnados, todos los besos,
en los besos alma encendida,
en el alma la vida penetrada,
protegida, al abrigo de los ojos,
la vida plena y en la vida plena
la paz, la voz
rescatada de mi niñez.
Aire. Sólo un poco de tu aire.
Y que mi vida eso sólo sea.

Jesús Amaya

También te dejo la dirección de mi blog: http://jesusamaya.blogspot.com/ en la que he colocado-sin tu permiso una foto tuya.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo