Logo dominicosdominicos

Blog El atril

Fray Antonio Praena Segura, OP

de Fray Antonio Praena Segura, OP
Sobre el autor

18
Ago
2015

Gratitud

3 comentarios

Es lo que tiene el tiempo; que, sea lo que quiera que sea, nos enfrenta a nuestra limitación. Hasta aquí ha llegado una etapa de mi vida. De lo que haya de venir después, si algún proyecto nuevo ha de venir, de momento no hay más que intenciones y muchas ganas.


Toca ahora descansar unos días y aguardar el curso nuevo. Pero bueno, lo primero es lo primero. Siempre la primera y la última palabra han de ser de gratitud. Gracias por estar cerca en todo lo bueno que me ha sucedido en estos meses que se cierran, por la felicidad sincera de quienes me habéis apoyado con vuestra cercanía y vuestra confianza.

Gracias a la palabra dada al otro culminamos caminos a lo largo de los cuales hemos estado a punto de tirar la toalla. Es por ello que a la fe y a la esperanza de los otros le debemos lo mejor. Aunque sólo nos demos cuenta al cerrar capítulos con un final feliz.


Así es que, resumiendo, no me quería marchar sin daros las gracias por los mensajes de felicitación recibidos. Mi tesis llegó a su fin de la mejor manera no sólo por su resultado, sino porque llegó a convertirse en una alegría compartida. No sé si aún quedan mensajes en mi correo que no he respondido. Desde luego que a los de Facebook no he podido llegar. Pero mi felicidad y la celebración conjunta han sido evidentes. La generosidad y la grandeza de alma de los amigos se hacen visibles en su capacidad para celebrar con nosotros lo bueno y lo bello que nos sucede.


Por todo ello no quería cerrar este curso académico sin dar cuenta de aquello a lo que no he podido llegar. En torno a mi mesa quedan libros recibidos. También en mi email. Quería leerlos, responder su recibo, reseñar algunos. Pero soy limitado. Julio no me lo ha puesto tampoco fácil. Prometo hacerlo en septiembre. Porque de lo que insensatamente había planificado para agosto descubro que sólo una cosa es importante: estar con los míos, descansar de verdad, respirar por dentro, zambullirme en la belleza de la vida en compañía de mis pequeñines y sólo algún amigo de los que nunca sin, amén de algún compromiso con mi tierra. Preparo en este instante el pregón para las fiestas de mi pueblo con la ilusión de quien sabe ha de devolver a sus raíces humildes lo poco que tiene.


Feliz descanso. Hasta muy pronto con reseñas, comentarios de libros y todo de lo que sea capaz.

Posterior Anterior


Hay 3 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Cancelar repuesta


1
Jesús Amaya
18 de Agosto de 2015 a las 23:31

Antonio, queridísimo amigo.

Quiero compartir contigo el nuevo tiempo que -como dices- limita mi vida. Me encuentro en etapa de mi vida laboral, tan cercana a su final - Nochebuena de 20015 paso a la prejubilación- junto a la fase casi final de la vida de mi madre. Estas dos circunstancias han hecho de este verano un tiempo bastante complicado. No ha habido sosiego, y el inicio del nuevo curso - el último- está a tan solo 13 días. Sé perfectamente que ha llegado una etapa definitiva para mi vida. Tengo bastante miedo para el tiempo de los tres próximos meses. Te deseo un feliz descanso y una oración por mi madre y por mí. Un fuerte abrazo. Jesús Amaya

2
Martín Gelabert
19 de Agosto de 2015 a las 21:41

Descansa. Nos vemos en Valencia o quizás antes en algún otro lugar. La vida nos lleva. Y nosotros la llevamos. Sobre todo cuando nos lleva por donde no queremos, entonces es cuando debemos llevarla nosotros por donde queremos. Así ocurre con el arte. ¿O me equivoco? Tú que eres poeta estás condicionado por las palabras, pero al esculpirlas muestras hasta dónde puede llegar tu libertad.

3
Lector
19 de Agosto de 2015 a las 23:20

Cuenta también con mi oración aunque no sea sacerdote.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo