Logo dominicosdominicos

Blog El atril

Fray Antonio Praena Segura, OP

de Fray Antonio Praena Segura, OP
Sobre el autor

21
May
2007

Fe y Maravillas de la Humanidad

9 comentarios

En una entrevista reciente, declaraba Francisco Calvo Serraller, quien fuera, entre otras cosas, director del Prado,  que le parecía horrorosa esa compaña para colocar a la Alhambra entre las siete nuevas maravillas de la humanidad. En general este asunto le parecía ridículo porque, a su juicio, la belleza y el valor artístico no se miden por un criterio democrático, siguiendo la iniciativa de un millonario aburrido.

Según este procedimiento podría, en su opinión, colarse entre las 7 maravillas algún pastiche como, sólo por ejemplo, el Santiago Bernabeu. De hecho, entre las favoritas a ser una de las siete Maravillas había algún pastiche de valor artístico semejante al del campo de futbol del Real Madrid. Y creo que tiene razón.

Pero en mi fuero interno comentaba qué fácil es aceptar esto por parte de algún exquisito crítico de arte y qué difícil es aceptar que para captar la verdad, la belleza  y el calado moral de algunos aspectos de nuestra fe tampoco nos podemos guiar por lo que a quien no tiene los criterios, la visión y experiencia interna de ellos les parece. La fe no se decide por mayoría democrática, ni por votación SMS, ni por un criterio populista, ni por el gusto de moda.

 

Posterior Anterior


Hay 9 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Cancelar repuesta


1
JMValderas
23 de Mayo de 2007 a las 22:58

“La fe no se decide por mayoría democrática, ni por votación SMS ni, por un criterio populista, ni por el gusto de moda” concluye usted Praena. ¿Seguro? Dejaré de lado su laudatio de un aupado a la cátedra y a la gestión del primer museo por militancia política. Vayamos al quid. Por razones de trabajo vengo de Heidelberg. Tenía el hotel, en pleno centro universitario, frente a la iglesia de Pedro (si traduzco literalmente la denominación alemana). Se trata de un templo ahora protestante, sin altar por tanto, sólo con el atril y la Biblia abierta en el “presbiterio”. Más las sillas de los ancianos a modo de coro. No hay estatuas de santos en el interior, pero sí bustos de personalidades egregias y lápidas funerarias. Un colosal órgano. A la entrada, una “pastora” o “diaconisa”, que responde a tu sonrisa. Es la “iglesia de la universidad”. La facultad de filosofía ocupa el antiguo colegio jesuítico, según puede leerse en la puerta. La biblioteca de la universidad es el que fuera convento de las agustinas, como se expone en el portalón. A nadie se le ha ocurrido borrar la génesis histórica. A nadie se le ha ocurrido poner en duda la necesidad de la iglesia de la universidad. ¿Qué ocurre en la España socialista? Que los rectores del partido prohíben cualquier tipo de culto en una capilla universitaria. Lo hemos vivido y lo seguimos padeciendo. ¿Por qué razón? Porque son mayoría y por tanto pueden, dicen, dictar la fe de los demás. O al menos su expresión. Si nos dejamos...

2
Aída Acosta
25 de Mayo de 2007 a las 03:31

Estimado Antonio, tus palabras son tan acertadas... Referido a la votación de las maravillas del mundo, la verdad que resulta ridículo tener que comparar por ejemplo la Torre Eiffel con el Taj Majal... Hay infinitas maravillas en el mundo entero que cada persona puede interiorizar y vivir como la mejor maravilla del universo, y eso es lo mágico, el valor que cada uno puede otorgarle a la belleza (en su sentido más amplio, incluyendo el wabi sabi), olvidémonos de los juicios de valor que aparte pueden dar ciertos grupos de personas afiliadas a determinadas ideologías y que en muchas ocasiones abogan por la destrucción de iconos. Cómo no vamos a valorar con aplomo la inmensidad de nuestra Alhambra, cómo no vamos a votar por su lugar... además tenemos móvil, tenemos internet... yo me pregunto: ¿Cómo van a votar en igualdad de condiciones los habitantes de Mali por Timbuktu, Camboya por Angkor... que los de Rusia por el Kremlin o EEUU por la Estatua de la Libertad...?
Pasando a tus palabras: "La fe no se decide por mayoría democrática, ni por votación SMS ni, por un criterio populista, ni por el gusto de moda." Reitero esta frase, porque entiendo la palabra FE como un sentimiento interno, lejos está de que la fe pueda dictarse, dictarán directrices en contra de ideologías o actos ligados a religiones, pero no por ser mayoría dictan la fe de los demás (hago alusión al comentario de J.M. Valderas). Creo que hay que saber diferenciar los conceptos... Nada más. Saludos.

3
JMValderas
25 de Mayo de 2007 a las 10:50

Diferenciemos conceptos. Acotémoslos. Porque son mayoría, dicen, pueden imponer su criterio, incluido dónde rendir culto a Dios. Es una aberración socialista, con extensiones en el terreno de la moral (relativismo). Es obvio que se trata de una mera pretensión, que ningún creyente avala. Segunda acotación, y ésa sí es crucial desde mi punto de vista, porque pone en cuestión la forma de enseñar la fe de algunos teólogos: la fe no es ningún sentimiento, sino un acto de la mente (que puede y debe acompañarse sin duda de sentimientos). En esa concepción de la fe como sentimiento se apoyan todas las doctrinas que intentan depreciarla y atruibuirla a mentes débiles, sin formación.

4
Matuca G.
25 de Mayo de 2007 a las 15:09

Más importante que el acto de la mente es el seguimiento y el enamorarse de Jesús, para que se pueda decir que hay fe.

5
Tertio Excluso
26 de Mayo de 2007 a las 01:58

(1) Ciertamente, a pesar de que alguien me esclavice, nadie puede esclavizar mi alma.
(2) Dice Romanos: "fides ex auditu" (Rm 10, 17). Por lo que si impido en un país que la fe cristiana se oiga, exprese, se predique, se siembre.... impediré, dictaré, la fe de ese pueblo, no dejando que mucha gente que pudiera escuchar la Palabra acceda a ella. Esto es un hecho.

6
Tertio Excluso
26 de Mayo de 2007 a las 02:00

Sobre la valoración de las maravillas en función del voto... pues eso, el relativismo socialista del pensamiento único. La belleza se vota, la moral, no hay certezas, no hay verdad, no tiene sentido una orden como los dominicos...
Cualquier día votamos los españoles al "personaje español de la historia"..... y hasta nos sale un Borbón, ya lo verán.

7
brisamar
26 de Mayo de 2007 a las 12:07

Lo que son las cosas: Un Borbón ha recibido el Santo Sacramento por vez primera en un convento de dominicos " de rancio abolengo ". Y la presentación de infantas se realiza tambien en convento dominico. Relaciones históricas de peso....¿ quizá pesan? Porque esta relación histórica de la Orden de Dominicos con el poder matiza determinados discursos.

El auténtico templo, la auténtica maravilla: " ¿ No sabeis que sois templo del Espíritu Santo? " El ser humano como Templo del Espíritu Santo. De la Trinidad. Quizá haya que volver a este templo encarnado, no sea que de tanto magnificar templos " de piedra" acabemos todos "petrificados " bajo el peso de un pasado convertido en piedras, venerables, pero piedras. Y el Espíritu es brisa suave que sopla dónde quiere. Amor, alegría,paz, comprensión, servicialidad, bondad, lealtad, amabilidad, dominio de sí, en este tiempo de Pentecostés. Un saludo

8
pax
26 de Mayo de 2007 a las 12:49

Pues sí, salió un Borbón, "personaje español de la historia", según las votaciones a esa encuesta. Y mañana a votar. La fiesta de la dmocracia. Una persona, un voto: y todos valen por igual. Ningún sistema es perfecto. Todos mejores que cualquier sistema dictatorial. Felicitémonos de poder votar mañana en libertad y paz. ¡ Que el Espíritu nos ilumine a todos !

9
Anónimo
28 de Mayo de 2007 a las 15:44

Querida Aída. Tienes mucha razón aldiferenciar al fe de la ideología. ¡Cuanta idelogía sobra y cuanta fe falta!
Algún día colgaremos aquí alguno de tus precioso poemas.
Antonio

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo