Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Logo dominicosdominicos

Blog El atril

Fray Antonio Praena Segura, OP

de Fray Antonio Praena Segura, OP
Sobre el autor

6
Dic
2014

Dame un poco de sed, que me estoy muriendo de agua

3 comentarios

 

Siempre me ha llamado la atención esta artista que se las ha ido apañando para sacar adelante proyectos arriesgados en los que fusiona la tradición de la jota –no sólo aragonesa- con músicas contemporáneas. Lo tiene todo para no gustar ni a los puristas ni a los rupturistas. Quizá por eso me gusta. Y por su voz y su personalidad valiente y creativa. Se trata de  Carmen París, a quien le acaban de dar el “Premio Nacional de las Músicas Actuales.”

Aunque la cosa de los premios que concede el Ministerio de Cultura está revuelta tras el rechazo de otros premiados a recibirlos en señal de protesta por la política cultural del gobierno, no viene e ello este comentario.

Carmen París lo ha aceptado. Y me parece muy bien, porque, independientemente del ministro y partido de turno, independientemente de las justificadísimas críticas al IVA cultural, el premio lo otorga un grupo de expertos libremente y representa el reconocimiento profesional de un colectivo y de un país por encima del partido en el gobierno en ese momento.

Y además es una ocasión para expresar con cierta visibilidad lo que realmente piensa el artista, más, en este caso, si es alguien independiente, arriesgado y con una calidad incuestionable.

Carmen París ha declarado que no le gusta nada esa animadversión hacia los políticos tan en boga. Señala ella que les exigimos lo que no somos nosotros, pues ellos no han llegado a este mundo en una nave espacial, son expresión de nuestra sociedad, porque políticos son, podemos ser, cualquiera de nosotros.

No es la primera que señala algo en lo que muchos estamos de acuerdo: que la crisis de valores afecta a toda la sociedad. Artistas, gentes de iglesia, deportistas, empresarios, profesores, becarios… Hace unas semanas alguien me comentaba, en tono triunfalista, cómo se las había arreglado para conseguir una paga aduciendo no sé qué razones justo en el momento en que podía hacer que su esposa fuera dada de alta y pudiera quedarse con el trabajo que él venía realizando. Legalmente seguro que está todo en regla, pero el apaño de las altas y las bajas interesadas y calculadas sonaba a chanchullo. Igualmente me indignaba un pensionista que me mostraba todo un armario de medicamentos que, sin necesitar, había ido acumulando de forma gratuita. Las medidas –justas o injustas- para atajar estas prácticas las sufrimos ahora todos y, más desgraciadamente, los más vulnerables y débiles de nuestra sociedad.

El que es fiel en lo poco, lo es en lo mucho. Y creo que viceversa también: el que es infiel en lo poco…

Para ser político lo único que se requiere es apuntarse a un partido y concurrir a unas elecciones. No soporto ese discurso sobre “la casta”: ¿hay alguna marca genética o algún orden social o familiar para ser político? En democracia es algo a lo que estamos llamados todos. Más que quedarse paralizados en la queja, lo que hay que hacer es dar el paso y comprometerse. Es la manera de cambiar las cosas.

Pertenezco a una familia en la que el compromiso político ha estado presente, a nivel municipal, como una manera de hacer cosas buenas por el pueblo de uno, independientemente del signo político, pues en los municipios cuenta más la confianza personal que las siglas a la hora de votar una determinada corporación. Si mi compromiso no hubiera seguido otros derroteros, creo que en algún momento yo mismo me habría dedicado a la política en el plano cultural o social.

Por eso aplaudo a Carmen París, no sólo por sus jotas, su voz, su riesgo y su personalidad. Sino por señalar con el dedo un problema –también cultural- que está más dentro que fuera.

 

 

Posterior Anterior


Hay 3 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Anónimo
9 de Diciembre de 2014 a las 12:55

estoy con usted fray Antonio Juan Viejo

2
Milena Curcho
11 de Diciembre de 2014 a las 02:15

Buenas tardes Antonio, opino que desde el plano cultural se puede expresar varios puntos de vista sobre diferentes corrientes políticas (por ejemplo), ya que la cultura esta inmersa en la democracia,por la cultura vivimos en sociedad, somos libres e iguales y nos relacionamos como tal.
Por lo tanto termino con esta frase de Franklin D. Roosevelt "La aspiración democrática no es una simple fase reciente de la historia humana. Es la historia humana."

3
ap
11 de Diciembre de 2014 a las 10:33

Gracias, Milena, por su comentario. Especialmente por la la cita de Roosevelt, que me ha gustado mucho. Y sí, coincido. Y creo que ahora se trata de hacer mejor esa misma democracia.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo