Logo dominicosdominicos

Blog El atril

Fray Antonio Praena Segura, OP

de Fray Antonio Praena Segura, OP
Sobre el autor

7
May
2007

¿Con quién hablar?

1 comentarios

No buscando otra cosa que la gloria de Dios, creo el cristianismo tiene que dialogar con el arte contemporáneo. Esto tan elemental, no para todos es evidente. Algunos creyentes se niegan simplemente a reconocer a su interlocutor, en cuyo arte ven no sólo falta de belleza sino también de sentido moral.

 

Sirvan estos ejemplos que algunos creyentes exponen para ilustrar su rechazo: Duchamp le pintó bigotes a Mona Lisa y exhibió un urinario de porcelana como escultura. Piero Manzoni vendió su aliento en globos de colores, y en 1961 creó su obra Mierda de artista, consistente en noventa latas, firmadas y rellenas con sus propios excrementos. Leo Castelli exhibió latas de cerveza vacías arrugadas. Un tal Chris Burden se hizo disparar a quemarropa en el brazo derecho, y otra vez se hizo crucificar, bajo los efectos de la novocaína, a un volkswagen. Ron Jones ha sometido su rostro a nueve operaciones de cirugía plástica para convertirlo en un collage con la frente dela Mona Lisay el mentón dela Venusde Boticelli, además ha vendido frascos que contienen su grasa corporal. La argelina China Adams colocó un anuncio en varios periódicos solicitando un trozo de carne humana; alguien donó una tajada de un muslo; luego la artista lo guisó con sal y ajo, y lo comió ante los sorprendidos asistentes en el museo Armand Hammer de Los Ángeles. Damien Hirst coloca animales muertos en enormes recipientes de cristal que contienen una solución de formol, lo cual permite tener una panorámica de las partes internas del animal, en algunos casos una vaca entera o un cerdo.

 

¿Es este arte un interlocutor válido? ¿Tiene algo que decir? ¿Se le puede decir algo? ¿Pasa por aquí el aggiornamento?

Posterior Anterior


Hay 1 comentario, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Cancelar repuesta


1
Bernardo
8 de Mayo de 2007 a las 16:27

Estimado Antonio: Creo que el arte contemporáneo tiene mucho en contacto con el origen del cristianismo, aunque es evidente que hay cosas que se acercan más, por ejemplo este texto de José Luis Brea sobre el sida y el cuerpo a propósito de Espaliú:
"No existe el cuerpo. O mejor: el cuerpo no es real, no es «sólo» real, digamos. Como tal, como «sólo» tal, no sería sino un desorden, una dispersión de órganos rotos, un laberinto y una acumulación de lugares y funciones faltos de concierto, inarticulados, una eventualidad fundida y extraviada en el magma de una totalidad confusa de la que no se distinguiría. Es preciso pensar su pura estructura biológica como redoblada, o mejor desplazada, sobre un imaginario cuerpo sin órganos en que la inflexión mutua de éstos se resuelve en una articulación compleja, estable -cuando menos, provisoriamente estable. Es ese segundo (hablemos así, por ahora) cuerpo virtual el que retiene unido y compacto, sometido a tensión orgánica, este cuerpo real que el bisturí podría cortar, separar". ¿Podríamos ver algo del cuerpo místico de Cristo en estas líneas? Dan qué pensar.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo