Logo dominicosdominicos

Blog El atril

Fray Antonio Praena Segura, OP

de Fray Antonio Praena Segura, OP
Sobre el autor

25
Sep
2009

33 versos de historia

3 comentarios

Uno de mis poetas favoritos recordaba, en un libro reciente, la importancia de no hacer nada. Yo pronto lo asocié a los tiempos en que no pasa nada poético, pero en los que un poso de algo totalmente nuevo –para que lo sea ha de venir realmente de la nada- se va asentando hasta que, a veces sorprendiéndonos desprevenidos, estalla en un torrente de inspiración.

 

Durante las horas de insomnio de nuestro último capítulo provincial pasó algo parecido. Surgió un poema. Y, mientras intento ponerme al día de por dónde va eso de la cultura, que para eso es este blog, os lo dejo sin más.

 

 

 

 

Posterior Anterior


Hay 3 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Alejandra
30 de Septiembre de 2009 a las 13:07

Buenos días, Don Antonio? Fray Antonio? Antonio a secas o a solas?
Empiezo así con dudas, más formales que sustanciales, pero en cualquier caso debidas a un deseo de respeto debido, que es como el concepto de diligencia debida (de vida), que tanto utilizo en mi trabajo.

Querido Antonio (así me gusta más, ya no hay duda), releía esta mañana en mi café de hostal tu librito de "Poemas para mi hermana", tan delicado y profundo, y he sentido la necesidad de saber más de tí, de buscarte para conocerte mejor, que es lo propio que hay que hacer cuando se quiere llegar más lejos en el amor. Y aquí te encuentro. Conocer para poder amar, amar para poder conocer o para conocer que se puede ir más allá de uno mismo. Bueno, que no quiero derivar el rumbo y dejar para el final lo que realmente quiero decirte desde un principio, y es que me apasiona tu escritura, leo y releo esos poemas (y estos 33 versos de historia) y doy gracias a Dios por tu existencia y, sobre todo, por tu vocación. Y me pregunto si es éste un buen lugar para escribirte, si hay aquí cabida para todo lo que me gustaría compartir, aun sin tiempo. Nunca he escrito en un blog y no sé muy bien para qué sirve, pero a mí me ha servido estos minutos para ser y estar donde quería, más cerca y menos lejos, a la espera de que me aclares si es aquí o en otro espacio donde poder decirte lo que siento. Y siento si lo sentido está fuera de lugar, pero el amor siempre anda creando lazos y va tejiendo nuestras vidas a otras vidas, como dices tú.

Y te termino deseándote un buen día, lleno de todo esto y eso y aquello que sientes cuando escribes y que escribes porque sientes. Un beso y gracias

2
Alejandra bis
30 de Septiembre de 2009 a las 13:16

Ah, y te envío mi dirección de correo para facilitar una respuesta de vida, si acaso el ocaso.

alejandra.fontana@justicia.es

Y te anuncio que he adaptado tus 33 versos de historia para notificar en tiempo y forma a los justiciables, que hay que poetizar la tierra, como dijo aquél.

3
antonio praena
6 de Octubre de 2009 a las 13:21

Para la que me lo ha hecho notar:
respuesta: el poema juega a tener 33 versos (fácil de adivinar porqué: la historia es también el total de los días de un hombre, ¿quien...?). Y tine 33 versos, no 36: los versos en corchetes SÍ se recitan pero no computan: son como no dichos. El verso:
"total de comunión.
Mas es posible"
premeditadamente partido, es un sólo verso. Y endecasílabo.
GRACIAS

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo