Logo dominicosdominicos

Blog El atril

Fray Antonio Praena Segura, OP

de Fray Antonio Praena Segura, OP
Sobre el autor

22
Sep
2007

Neobarroco

2 comentarios

Volví hace unos días de un congreso sobre el barroco, y una de las conferencias a las que no me pude quedar trataba sobre la época neobarroca en la que, supuestamente, vivimos. Como coincidí con el conferenciante en los ratos libres, me contó por encima de qué iba a hablar. Se trata del carácter abigarrado, saturado, efectista, sensitivo y sensual, provocador, emotivista, etc., de la época en la que vivimos. Mutatis mutandi, a eso se refiere el carácter neobarroco de nuestro tiempo.

 

Afecta a todo: al famoseo, a la vacuidad de muchas manifestaciones, al desfondamiento de algunas éticas, al maquillaje continuo y mutante de muchas ideologías,...

Especialmente afecta, al arte: entre tanta propuesta ¿cómo destacar? Ante la incapacidad de aportar una sugerencia de las que nacen de los estratos profundos del alma o del cuerpo, ¿por qué no insultar a los cristianos con imágenes obscenas de sus personas y símbolos sagrados? No he visto la exposición de Ibiza. Mejor no hacerle ni caso, porque eso es lo que busca: publicidad. Ni una palabra más, pues.

Posterior Anterior


Hay 2 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Cancelar repuesta


1
olivo
24 de Septiembre de 2007 a las 08:52

Casi todo en el devenir humano es cíclico, pendular. Del minimalismo en blanco y negro de anteayer se pasa al abigarrado barroquismo de hoy. Diríase que asistimos a un "horror vacui" social que demanda rellenar "todos los huecos". Un vértigo de ir al fondo, a la raiz. Tambien en religión. Y algunos aún responden a las represiones de antaño con respuestas infantiles, de la etapa anal freuduiana. Aún necesitan matar al padre. Sorprende que autoridades sociales piensen que es la respuesta adecuada. Será que estamos aun en una temprana fase de crecimiento social. O quizá todo se debe a un buen negocio. En eso consisten las modas. ¿ Tambien religiosas?

2
LMDN
25 de Septiembre de 2007 a las 09:35

De acuerdo en lo de la publicidad, Antonio. Pero no puedo evitar hacerme la consabida pregunta: ¿Por qué los mal llamados artistas emplean para sus paridas siempre sólo símbolos cristianos? Cuando la descomposición política lleva al Estado a abdicar de ese instrumento de ajuste de las relaciones intersubjetivas que es el Derecho –incluida su rama penal- la sociedad queda indefensa ante los desaprensivos que sólo respetan a quienes temen. ¿Y para esto había que llegar hasta aquí? A mi me preocupa, porque no sé si quedarán turbantes de mi talla.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo